Plan de 5 Pasos

Desafortunadamente, no hay una fórmula simple para mantenerse saludable. No existe una solución mágica que lo hace todo. La buena salud y la buena forma física se logran cuidando diferentes aspectos de nuestro bienestar y, como el cuerpo humano es un organismo muy complejo, la importancia de cada aspecto cambiará dependiendo de muchos factores. Una buena nutrición, ejercicio físico, niveles de estrés reducidos, una actitud positiva en la vida, la interacción social con familiares y amigos son todos muy importantes para estar saludables.

Pero, creo que si tenemos que elegir un solo factor que determine nuestro estado general de salud más que cualquier otro, entonces lo más importante para mí es la buena nutrición. Alimentamos nuestro cuerpo 3 o más veces al día y eso tiene un impacto muy inmediato en cómo nos sentimos (¡solo piensa en la última vez que comiste una gamba en mal estado y el efecto explosivo que tuvo en tu estómago!). Pero esa no es la única razón. Nuestra nutrición es el aspecto sobre el que tenemos un control más directo porque podemos elegir lo que comemos en cada comida. Piensa ¿cuándo fue la última vez que comiste algo sin querer?

Por lo tanto, las decisiones que tomamos todos los días sobre lo que comemos en cada comida tienen una influencia muy directa sobre nuestro estado físico y emocional durante ese día.

Aunque todos los demás aspectos que mencioné antes también son muy importantes tienden a estar más fuera de nuestro control directo. A menudo las cosas de la vida cotidiana nos impiden reducir el estrés o seguir el plan de fitness que queremos. Tal vez, son las obligaciones del trabajo que no nos dejan dormir las horas que necesitamos o pasar el tiempo que quisiéremos con familia y amigos. Hay muchos aspectos de nuestra salud que están fuera de nuestro círculo de influencia directo pero lo que sí podemos elegir es cómo nos alimentamos cada día.

El plan de salud y bienestar que intento seguir lo mejor que puedo es más o menos en este orden de importancia, con algunos días que exigen más tiempo dedicado a uno en lugar del otro.

Paso 1

Comer mejor, particularmente aumentar mi consumo de frutas y verduras frescas

Mi objetivo todos los días es tratar de hacerlo mejor que el día anterior en cuanto a lo que como. Intento ser consciente de las elecciones que hago todos los días. Por supuesto, tengo mejores días que otros porque las obligaciones de la vida me impiden alcanzar mi objetivo, pero me esfuerzo tener presente mi alimentación todos los días.

Existe un mito común de que un buen programa de ejercicio puede de alguna manera compensar por una mala dieta. ¡Nada más lejos de la verdad! Cuanto más se entrena para una mejor salud, más se necesita una buena nutrición, especialmente más frutas y verduras de buena calidad, junto con más alimentos integrales (y menos alimentos procesados) en general.

Estudio tras estudio demuestra una correlación positiva entre una gran cantidad de marcadores de salud y el consumo de frutas y verduras. Cuantas más frutas y verduras comas, mayor será tu protección contra dolencias comunes como los resfriados y la gripe y, además, menos será la incidencia de enfermedades crónicas y mejor será tu rendimiento en el trabajo y en el deporte.

Por todas estas razones, comer bien todos los días es mi prioridad.

Paso 2

Haz ejercicio físico regularmente (30 minutos, tres o cuatro veces por semana)

Los expertos en salud recomiendan que los adultos realicen 30 minutos de actividad física de intensidad moderada la mayoría de los días de la semana para reducir el riesgo de enfermedades crónicas, y que los niños y adolescentes deben ser físicamente activos al menos 60 minutos al día.

Lamentablemente, la mayoría de la población no realiza suficiente actividad física para realmente aportar beneficios de salud y aproximadamente el 30% de las personas no practica ningún deporte en su tiempo libre.

Los beneficios para la salud del ejercicio regular están tan bien documentados como los beneficios de una dieta rica en frutas, verduras, bayas y granos. El ejercicio regular ayuda a que el corazón y los pulmones sean más fuertes y más eficientes para administrar oxígeno al cuerpo mientras promueve la presión arterial normal, aumenta el nivel de «colesterol bueno» (HDL) y reduce el nivel del colesterol «malo» (LDL).

El ejercicio físico regular también puede ayudar a construir y fortalecer los huesos, los músculos y las articulaciones; mejorar la resistencia a la insulina y estabilizar el azúcar en la sangre. La investigación muestra que incluso el ejercicio moderado puede tener un efecto significativo en la longevidad. Y, por supuesto, te ves mejor cuando haces ejercicio. Hacer ejercicio físico regularmente es la mejor manera de aumentar tu tasa metabólica y reducir la grasa corporal no deseada mediante la construcción de masa muscular magra y la mejora de la capacidad del cuerpo para quemar calorías, ambas cosas son claves para lograr y mantener un peso corporal más deseable.

La gente a menudo me pregunta «¿qué tipo de ejercicio debo hacer?» Siempre respondo «el tipo de ejercicio que harás». No tiene que ser complicado o incluso demasiado exigente. Ya sea que se trate de una rutina completa de ejercicios en el gimnasio o solo una caminata diaria hasta la parada de autobús, cualquier ejercicio físico cuenta. Animo a las personas a aprovechar cualquier oportunidad para aumentar su ejercicio físico diario como caminar a la siguiente parada de autobús en lugar de coger el autobús en la primera, tomar las escaleras en lugar del ascensor, tomar la ruta más larga por el parque en vez de andar directamente a casa. Todo suma y contribuye a tu salud.

Paso 3

Beber mucha agua

La hidratación adecuada es fundamental para la salud y el bienestar, especialmente cuando haces ejercicio.

Intento recordarme todos los días que no tener sed no significa que esté bien hidratado y siempre intento tener a mano un vaso de agua filtrada.

No beber suficiente agua puede tener un efecto negativo significativo en tu rendimiento físico e incluso provocar deshidratación. Además, beber un vaso lleno de agua antes de una comida puede proporcionar una sensación de «plenitud», lo que resulta en menos calorías consumidas. Como regla general, los adultos deben consumir entre 1,5 y 2 litros de agua al día sin embargo las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina recomiendan entre 2,7 litros y 3,7 litros diarios.

Y si haces ejercicio, necesitas consumir aún más debido a los líquidos que el cuerpo pierde a través del sudor.

Paso 4

Reduce el estrés

Hay evidencia científica sustancial de que el estrés no es saludable y está altamente correlacionado con la enfermedad y la infección.

Muchos de nosotros adoptamos una serie de comportamientos poco saludables para combatir el estrés , por ejemplo, comer en exceso, fumar, beber demasiado alcohol o cafeína. Reducir los niveles de estrés puede ayudar a eliminar (o al menos minimizar) estos malos hábitos que impactan en nuestra salud en general.

Si bien puede ser difícil reducir las causas del estrés en tu vida, puedes hacer una serie de cosas que mejoran la capacidad de su cuerpo para enfrentar el estrés. El ejercicio, por ejemplo, tiene un impacto reductor del estrés porque reduce los niveles de las «hormonas del estrés», como el cortisol, y aumenta los niveles de endorfinas, los químicos «sentirse bien» del cuerpo. Obtener suficientes horas de sueño cada noche también es muy importante. Mientras dormimos, nuestros cuerpos liberan hormonas de crecimiento y melatonina; estos son productos químicos que ayudan al cuerpo a repararse a sí mismo, mejoran la calidad del sueño y ayudan a ralentizar el proceso de envejecimiento. La mayoría de las personas necesitan aproximadamente 8 horas de sueño cada noche.

Paso 5

Tomo Juice Plus todos los días para tener mas nutrientes de plantas

Juice Plus me ayuda a cerrar la brecha nutricional entre lo que debería comer todos los días y lo que realmente logro comer todos los días. Es importante destacar que comer Juice Plus + regularmente también me ayuda con otros componentes de mi salud y prescripción médica. Para mí, garantiza que estoy cubriendo las lagunas en mi nutrición diaria, ya sea que tenga un buen día para comer bien o no. Me aporta 30 porciones de frutas, verduras y bayas crudas cada día así tengo la seguridad de que por lo menos tengo una base de fitonutrientes en mi dieta a diario.

Volver a Peso Saludable